EL JUEGO DE LAS PERCEPCIONES



Porqué yo pienso tan distinto de mis amigos o de mi propios padres y hermanos?


Desde donde estoy, tengo un panorama y un horizonte, mis emociones me llevan a ciertos lugares y a querer mucho a unas personas y ser indiferente para otras, incluso de mi familia. "Todo depende del cristal con el que se mira". Un dicho que afirma este juego de percepciones en el que vivimos diariamente. Es por esto que nos movemos en una burbuja de cristal tan delicado que cualquier decreto puede herir profundamente a alguien que no sabemos lo que está sintiendo.

Hoy estamos viviendo este juego más que nunca, miles de interpretaciones de la realidad en cuanto al género, al rol social, al punto de vista religioso, político y tantas otras cosas. Pero no nos damos cuenta de que el otro está literalmente experimentando "otro mundo" así sea tu pareja con quien llevas 50 años de casado, vive en otra realidad completamente distinta a la tuya.

En este juego es muy importante respetar el juego del otro, y lo voy a ejemplificar tal cual me dijo mi maestro de yoga. -Tú amas a tu Mamá y dices y crees que es la mejor madre del mundo, pero no puedes decir que tu mamá es mejor que la mamá de tu amigo. Y esto aplica para Maestro, religión, partido, postura política etc...

Me tengo que dar cuenta que como yo estoy viendo la realidad los demás no la están viendo así, todos los días y todo el tiempo. Esto va a producir empatía y compasión, dos grandes aliados en la búsqueda de nuestra felicidad.

Entonces, a partir de este momento me hago un propósito de año nuevo y voy a observarme cuando comienzo silenciosamente a juzgar y a criticar. Cuando deseo que el otro vea la vida y sus circunstancias como yo. El amor no es querer que los demás entren a mi juego de percepciones sino amarlos porque su propio juego enriquece mi alma al compartirme un mundo totalmente distinto.

MEDITACIÓN:

Existo en un mundo donde todos tienen derecho a ser felices y a decidir su camino y comportamiento diario, respeto todas las manifestaciones de la conciencia humana y estoy decidido a ser un ejemplo de amor, tolerancia, empatía y compasión sin esperar ningún resultado.