SÍ PUEDO CAMBIAR


Descubro cada vez más quien soy, cómo funciono mejor.
En la experiencia de cada situación
Puedo jugar a lo que soy, a lo que no me cuesta trabajo
Puedo disfrutar esta vida, esta vez, este momento.

Puedo entrar y salir de distintos roles
Puedo observarme desde lejos,
Fortalecer mi voluntad
Dejar de sabotear mi evolución,
Dejar de culpar mi persona por mi proceso.

Puedo bajar la velocidad y ubicarme en el momento agradeciendo por todo lo que me ha sido dado,
Puedo cambiar mi enojo por aprendizaje, mi envidia por admiración y mi culpa por perdón.

Puedo encontrar aliados en mi camino, relajarme, fluir, sanar, servir, 
reírme de lo que sucede, 
porque la vida es para alegrarse, para respirar, para detener la inercia, 
para tomarse un tiempo y explorar dentro.

Vivir no puede ser un círculo vicioso negativo del que no puedo salir,
Vivir no puede ser estar atado a algo o a alguien,
Vivir no puede ser quejarme de quien soy y lo que he hecho.

Sí puedo cambiar, de hecho ya estoy cambiando, pero mi mente es muy rápida,
y espera resultados inmediatos, no ve el proceso, no le importa.

Ya estoy cambiando, cada que me observo, mis células lo escuchan, 
estoy decidido y cada vez más lo intuyo, no espero convencer a mi mente,
la oruga no duda en covertirse en mariposa, para ello nació, igual que yo...