QUÉ MÁS NECESITAS PARA DESPERTAR / Proceso DREAM Paso 1



Cuántas veces más esa sensación de inseguridad, cuántas veces más ese miedo que te paraliza, cuántos insultos más, cuántas crudas, cuántas enfermedades, cuántas relaciones rotas, cuántos enojos, tristezas, desilusiones y cuántas visitas más al infierno necesitas para detenerte y despertar de una vez?

Qué no has sufrido lo suficiente como para darte cuenta de que con una sola vez que pruebes algo ya sabes lo que se siente? con una sola vez que hayas sufrido ya tu sistema inteligente sabe que no necesitas más de eso para no volver a pasar por la misma película una y otra vez. Pero la mente del ego es como un carnero macho enfurecido y nada ni nadie le va a impedir chocar con sus cuernos una y otra vez hasta que ya no puedas más. Hasta que tu energía se agote y te veas en el mismo circo de siempre, abatido y sin reserva de energía para emprender lo que en el fondo quisieras.

Quién sino un humano ha vivido esto? si eres humano entonces esta es tu historia y la mía y la de todos. Masticar lo masticado hasta que nos duele la mandíbula sin ningún sabor. Pero la sociedad nunca nos advierte que vamos a sufrir cuando compramos todos sus mandatos como buenos esclavos y compramos lo que nos dicen y trabajamos en lo que nos dicen y nos enamoramos de quien encaje bien en la familia y los amigos. Siempre con el hambre de admiración mendigando las migajas de atención de alguien, virtual o presencial. Cuántas veces más tenemos que experimentar sufrimiento creyendo que no existe otra cosa en el menú de esta vida?

Detén todos los vectores de energía e intención que sigues lanzando al mundo desde tu ignorancia y tu pasión por tener la razón. Para ya de caer en el mismo hoyo que conoces de sobra, en tu alimentación, en tu salud, en tus relaciones, en tu trabajo, en tus aspiraciones. Cuando te detienes inmediatamente despiertas a otra realidad, otra calidad de energía. Aparecen rutas alternativas que nunca habías visto, aparecen personas maravillosas, actividades, mundos paralelos que no existían en tu círculo de frustración.
Por eso la pregunta que quiero que te contestes hoy es: Cuántas veces más necesitas para detenerte?