CANTA Y SÉ FELIZ * incluye ejercicio




Cantando se pueden obtener los mejores beneficios de cualquier terapia, método, religión o procedimiento de sanación, no cantando emociones negativas como repitiendo las canciones de la industria musical sino cantando con sentido, con dirección hacia lo más positivo de nuestro ser, hacia lo más elevado y misterioso.
 Somos esclavos de nuestra mente, y hemos sido educados en un sistema de desconexión, por lo tanto nuestros programas internos son, además de obsoletos, muy limitados, y cargados en su mayoría por el factor del miedo. En el momento que logramos comenzar a observar nuestra mente y sus películas de terror, nacemos al contacto con nuestro ser, con nuestra esencia, y empezamos a vivir desde otra mirada, ya no reaccionamos con ira, ya no somos compulsivos en nuestros hábitos, nos detenemos en nuestra agresividad verbal y física, nuestras relaciones mejoran y nuestra salud y nuestra apariencia comienzan a cambiar, emprendemos el viaje de autoconocimiento por el cual existimos en esta tierra.

Esto se puede lograr con el canto que trasciende reglas, culturas, formas culturales, académicas y temporales, el canto sin mente, el canto desde el lugar en el que somos más humanos y más vulnerables, más sinceros y más amorosos.

Uno se convierte en lo que canta, y si no has experimentado cantar para sanar tu vida entonces estás a muy buen tiempo de comenzar a vivir esta aventura. Canta como los niños, sin pena, sin juicios, sin temor y sin expectativas. Canta para liberar todas las heridas que has tenido que sufrir para adaptarte a esta sociedad, canta para conocer quién eres y qué es lo que te gusta. Cantar no es para músicos, es un derecho de nacimiento que tenemos que recobrar.


Canta en la regadera, canta mientras manejas, canta mientras caminas aunque te volteen a ver, es mejor ser una persona feliz a ser alguien enojón en la calle.

Prueba esta receta maravillosa de canto sin mente:

NIVEL I
1.-Encuentra un momento en el que estés tranquilo y puedas darte 15 minutos en soledad.
2.-Siéntate  en una silla y observa que tienes la espalda recta
3.-Inhala profundo desde tu abdomen y exhala con la boca con un suspiro.
4.-Inhala profundo y exhala con la boca con la letra U hasta que ya no tengas aire
5.-Inhala profundo y exhala con la letra O
6.-Inhala profundo y exhala diciendo la letra A
7.-Inhala prifundo y exhala diciendo largo la letra E
8:-Inhala profundo y exhala diciendo más largo la letra I
9.-Inhala profundo y exhala con la M  y los labios pegados
10.-Repite tres veces el paso 9

NIVEL II
Cierra los ojos y repite las vocales mientras te enfocas en las siguientes partes de tu cuerpo:
Cuando cantes la U abre y siente tus piernas, gluteos, caderas y pelvis
Cuando cantes la O abre tu estómago y tu diafragma
Cuando cantes la A concéntrate en tu pecho y mientras repites relaja hombros y si quieres abre los brazos
Cuando cantes la E concéntrate en tu garganta
Cuando cantes la I enfócate en medio de tus cejas
Y cuando cantes la M relaja todo tu cuerpo.