BLOG: DETÉN TU MENTE AQUÍ...


La época cambia, el tiempo cambia, el cerebro cambia.
El cuerpo cambia, somos adaptables, por convencimiento o padecimiento.
Hacemos nuestro esfuerzo, vamos hacia la bondad.

Sólo puedo agradecer, es mi único sentimiento hacia esta vida.
Lo tengo todo, nada me falta, soy feliz, voy hacia adelante.
Tengo las armas para enfrentar a Maya, la más poderosa ilusión.
Tengo amor en el alma, una mente que gira,
y también tengo palabras para curarme.

Ánda! levántate de ese miedo que aveces te paraliza y te detiene.
Sal de tu pequeño egoísmo, realiza tu trabajo con alegría y satisfacción.
Crea una relación contigo en la cual seas natural y honesto.

Tienes vida, ése es el punto de partida, éste es el comienzo.
Este es el primer día de tu evolución, no existen límites, sólo el Universo.
Ve lo más alto que puedas, mientras más profundo, más puedes ayudar.

Utiliza tu cuerpo para servir, utiliza tu mente para dejar pasar el amor,
Crea desde tu alma, sé un ejemplo de paciencia y dedicación, por qué no?
Qué más puedes hacer en este cuerpo en los próximos 30 años?

Acepta la vida como es y acepta lo que tienes como lo tienes y de ahí parte.
Olvídate de tus historias, de tus energías pesadas.
Educa tu mente para que puedas enfocarte en tus talentos.
Y para que puedas crear más posibilidades de amor.

Lo que está en tí para desarrollar,  no le incumbe a nadie más.
Así que ve hacia adentro y regresa con lo mejor que tienes,
tu amor infinito, ese que siempre has sentido,
ese que ha esculpido tu vida de las más hermosas coincidencias.

Siempre has sentido que tu camino está protegido por alguien, 
que nunca te va a faltar nada, que todos los problemas se solucionan.

Siempre has sentido que debes poner tu máximo esfuerzo,
no darle a tu mente la energía de la queja, sino de la disposición.
Salir de ese lugar donde te sientes cómodo, pero donde nada sucede, 
donde no avanzas en esta vida.

Detén tu mente aquí, no la regreses, nada encontrarás.
No la ilusiones con algún futuro que no es.

Detén tu mente aquí, 
mantenla con el viento de tu respiración, 
aliméntala con pensamientos de amor,
déjala crecer en libertad.

Detén tu mente aquí,
no te lleves a otros mundos, sé presente, regrésate una y otra vez,

Detén el tiempo aquí.
Como un ancla que lleva a tierra el peso del momento,
pero que puede volar con la ligereza de un pájaro.

Sé tú en tus tres mundos y persiste
a pesar del mundo y sus demonios, 
a pesar de la energía y sus ondulaciones,
a pesar del clima y sus extraños.

Se tú en todos tus cuerpos y persiste.
No dejes ni un momento la atención,
pues Maya, la ilusión, estará siempre allá afuera,
observando.

Y cuando logres estar en tus diferentes espacios, 
entonces abre tu alma al inmenso y refulgente Poder,
que crea universos y soles…